Cayo Coco

Atracciones Turísticas

A sus más de 30 kilómetros de playas vírgenes y el encanto singular que ofrecen a los amantes del buceo sus fondos marinos, protegidos por la segunda barrera coralina más extensa del mundo (sólo aventajada por la de Australia), Jardines del Rey adiciona sus altos valores escénicos y ambientales y sus bien conservados ecosistemas tropicales, para constituirse en una propuesta capaz de seducir al vacacionista más exigente.

Mas por ahora sólo dos de sus mejores parcelas están en explotación: Cayo Coco y Cayo Guillermo. Bañado por las aguas del Canal Viejo de Bahamas, el primero de éstos ocupa 370 km2 de superficie, lo que lo convierte en el tercero en extensión del territorio insular cubano, y está enlazado a tierra firme por una vía sobre el mar (pedraplén) que atraviesa la Bahía de Perros a lo largo de 17 kilómetros. Un aeródromo capaz de recibir a naves de mediano y pequeño porte operará allí hasta finales de este año, cuando deberá inaugurarse un aeropuerto internacional en la zona de Casasa, en el extremo oriental de esa isla.

Cayo Coco, que cuenta ya con una sólida infraestructura hotelera, posee 22 kilómetros de playa de arena fina y aguas verdosas y transparentes, ubicadas en un entorno prácticamente virgen, donde los bosques y otras formaciones vegetales cubren cerca del 90% de su territorio. Cuenta también con varias lagunas interiores, hábitat ideal para diversas especies de la fauna, y con dos interesantes senderos interpretativos: el de la duna de la Loma del Puerto y el de Las Dolinas.